Abr 202006
 

Buenas,

soy consciente de que con esto me consagro definitivamente como "el pesao de los colores" [1], pero en un sitio así, creo que me comprenderéis. Además, ya he comentado otras veces que me gusta "rellenar el recuadro del visor con colores".

El Monasterio de Santa Catalina, en Arequipa (Perú) fue fundado en el XVI y originalmente ingresaban como monjas las doncellas de la nobleza (o sea los ricos) de la época. Normalmente la segunda hija. Eso sí, supongo que por ser a cambio de muy grandes dotes vivían a cuerpo de reina, con sus sirvientas, sus músicos y lo que os imagineis aún siendo un convento de clausura en que las monjas no podían salir y el común de los mortales no podía entrar.
Duró hasta el siglo pasado de esa forma. Primero una monja "de armas tomar" enviada por el Vaticano puso orden y lo dejó como un convento normal. Y luego el alcalde les obligó a poner agua corriente y luz eléctrica. Pero como no tenían con qué pagarlo terminaron por abrirlo al turismo para recaudar fondos.

Arquitectónicamente fue concebido como una ciudad amurallada de altos muros y viviendas bajitas. Realmente es como un pueblo andaluz con sus callejuelas, plazas, fuentes… pero con un colorido salvaje.
Hay gente aficionada a la fotografía que pasa el día entero y aprovecha que los muros reflejan la luz de distinta forma según la posición del sol para sacar fotos diferentes de un mismo rincón.

Así, que haciendo honor al título que he puesto podéis ver…

Rojos

Naranjas

Amarillos

Azules

Y todos los que se os ocurran si tenéis tiempo y paciencia.

Saludos,
Colegota

[1] Véanse también El Lago Azul de La Oreja, Mercado de Khotan – El color de la seda y El color de la seda (a secas).

Opina sobre este tema en los Foros para Viajeros.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(necesario)

(necesario, no se mostrará)