Nov 282015
 

Buenas,

establecido en Oaxaca por unos días hoy he ido a visitar un par de pueblecitos. El primero, Ocotlán, que el viernes tiene mercado o día de plaza, que dicen por aquí.

El mercado es puramente local para las personas del pueblo y sus alrededores, por lo que más se encuentra son productos de primera necesidad.

Las lonas cumplen su función aunque en cierto modo se pierde un poco de autenticidad, pero es que aquí debe hacer calor del bueno de vez en cuando.

Todas las calles alrededor de la plaza se llenan de hileras de puestecitos que crean un laberinto y sus atascos. También hay un mercado interior permanente y tan pronto estás fuera como dentro simplemente dejándote llevar. En el interior hay, como es común en México, una zona para comedores.

Cuando son fotos muy directas al puesto, siempre pido permiso y casi siempre lo conceden e incluso posan.

Las señoras suelen ser más tímidas y miran para otro lado.

Las variedades de productos tanto vegetales como animales son infinitas.

Y bollos y similares.

Sin olvidarnos de los famosos chapulinesJi, ji, ji

Vamos, todo lo que se espera encontrar en un mercado.

El artista local Rodolfo Morales es famoso por sus murales. Aquí uno que no se aprecia lo bien que quisiera por la poca luz ambiente.

También tiene su iglesia…

Que por dentro no está mal tampoco.

Esto no es que os esté tomando el pelo y me haya ido a Calatayud a ver a la Dolores, es que hay un militar famoso aquí con ese apellido y por todas las ciudades tiene calles y avenidas, además de dar nombre a otras. Así que tarde o temprano tenía que caer esta foto.  Ejem...

De ahí me he ido al pueblo de San Martín Tilcajete (me pillaba de paso) que es famoso por ser uno de los lugares donde se fabrican los alebrijes.

A partir de madera de copal, los artesanos buscan las formas en la misma madera y a base de cuchillo y machete van dando forma a figuras generalmente imaginarias que solo existen cuando las crean. Y aunque cada artesano tiene sus especialidades, la forma original de la madera y la de trabajarlos los hace únicos.

Tras semanas o meses de trabajo, el resultado puede ser como estos simpáticos dragoncitos.

Saludos,
Colegota

  3 Responses to “Mercado de Ocotlán y alebrijes de San Martín Tilcajete”

  1. ¿Que tal? Veo que estas disfrutando del viaje. ¿como está tu estomago con el picante?. Las fotos, como de costumbre, muy buenas
    Aprovecha que en poco tiempo nos vemos.
    Un abrazo

    • El estómago aguanta bien, está acostumbrado al picante y a cosas peores. 😉
      De todas formas, la mayoría de las veces eres tú el que se pone el picante que quiere así que por lo general puedo controlarlo. 🙂

      Guardaré sitio para unos champiñones estas navidades. 😉

  2. Muy chulo el mercado, y las fotos de la Iglesia ..

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(necesario)

(necesario, no se mostrará)